FRANK GOTCH PARTE 2

el

El enfrentamiento
Esta Lucha contra George Hackenschmidt fue promocionada a nivel nacional, y Hackenschmidt era uno de los favoritos para derrotar a Gotch. Al mejor de tres victorias, Frank Gotch realizo una lucha muy táctica, defendiéndose de Hackenschmidt con los “underhooks” (Brazos por debajo de los brazos del oponente) ademas de controlar continuamente la cabeza de Hackenschmidt no permitiendole acercar empujandolo alrededor del ring constantemente. Hackenschmidt empezó a desgastarse y sentirse frustrado en sus intensos intentos por tomar a Gotch, después de más de dos horas de empujar y tirar, Gotch lo llevó hacia el suelo y comenzó a atacarlo usando ataques encadenados. Hackenschmidt le dijo al árbitro, Edward Smith, que el round había terminado. Se concedió la primera victoria a Gotch, pero Hackenschmidt se negó a salir al siguiente round.

Gotch x Hack 1.jpg

De repente, Gotch fue el campeón mundial de peso pesado. La oficina de telégrafos en Chicago envió un mensaje de vuelta a Humboldt, donde la gente del pueblo estaban esperando noticias del combate. Estallo una celebración salvaje que continuo durante toda la noche.

Frank Gotch, Super estrella
Gotch se convirtió en una super estrella atlética para su época. Estaba en la demanda de las apariciones públicas de todo el mundo. Actuó en una obra llamada “All About A Bout,” y cada vez que entró en el escenario fue recibido por una ovación de pie. Fue invitado a la Casa Blanca por el presidente Teddy Roosevelt, ademas de luchar con un experto en jiu jitsu japonés en el East Hall, haciendo que el experto japonés se rindiera. Asistía a juegos de béisbol donde después de los partidos casi todos los miembros del equipo le pedían un autógrafo.

Gotch viajó al exterior y fue un gran éxito por donde caminaba. Parecía donde quiera que iba, toda la gente quería verlo. Vivió de la lucha libre “a lo grande”.

La revancha
Los aficionados a la lucha clamaban por una revancha entre Gotch y Hackenschmidt, y el encuentro se llevo a cabo el 4 de septiembre en Chicago. Comiskey Park. Gotch se quedó en el Morrison Hotel, y la noche antes de su lucha mas de 1.000 aficionados se quedaron afuera del hotel gritando su nombre, hasta que Gotch hizo una breve aparición. El día de la lucha una multitud de 33.000 personas se presentaron para presenciar lo que seria una lucha épica. Gotch ganó más fácil que la primera vez. Con el mismo modo de luchar al mejor de tres, Gotch ganó el primer round en 27 minutos y el segundo round en tan sólo seis minutos. Se rumoreaba que Hackenschmidt había sufrido una grave lesión de la pierna en los entrenamientos antes de la lucha, aunque un un médico lo trato por la lesión haciendo uso de rayos-x y parecía estar bien. En un artículo para la revista Ring Magazine en 1931, el promotor, Jack Curley (también un amigo personal cercano de Hackenschmidt) dijo que la lesión no era de un grado menor y que fue causa de la derrota de Hackenschmidt.

410925933

Anteriormente, en 1910, Gotch había derrotado al gran luchador polaco Stanislaus Zbyszko en Chicago. El extremadamente pesado Zbyszko media 1.73 mts y pesaba mas de 110 kilos, se dice que había ganado más de 900 luchas consecutivas antes de entrar en el ring contra Gotch. Gotch le ganó el primer round en siete segundos con una caída lateral, y el segundo en 27 minutos y 33 segundos.

Gotch x Hack 2.jpg

Después de vencer a Hackenschmidt una segunda vez, Gotch fue considerado invencible. Sus presentaciones fueron record de taquilla por encima de cualquier deporte. Él continuó luchando hasta el 1 de abril de 1913, cuando derrotó a otro hombre fuerte de Rusia, George Lurich en Kansas City. En ese momento, Gotch no había perdido una lucha desde 1906. Su registro oficial era 154-6, y ganó 88 luchas consecutivas. También había luchado cientos de luchas de exhibición sin una sola pérdida. Decidió retirarse a finales de 1914.

El retiro
Cansado de la rutina de la lucha libre en grande, Frank recorrió durante un tiempo con el circo de Venta-Floto, en primer lugar con el ex campeón de boxeo James Jeffries luego con el actual campeón de boxeo Jess Willard, que había derrotado a Jack Johnson por el título. Frank pagaría $ 250.00 dolares a cualquier hombre que pueda durar quince minutos con él sin ser sometido o vencido por “Pin Fall”. Frank nunca tuvo que pagar una vez. Volvió muy cansado de sus viajes a su casa finalmente en Humboldt. En algún momento de 1916, empezó a mostrar signos de una enfermedad que finalmente le obligaría a estar en cama y, finalmente, tomar su vida.

gotch
Frank Alvin Gotch
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s